miércoles, 24 de septiembre de 2008

BRUNO LEMOINE, "EL MAESTRO DE CAVA"




Por:Alberto Albarrán Leyva


Ser el responsable de 200,000 barricas de cognac, (lo que representa 140 millones de botellas), de la casa productora más antigua del mundo, fundada en 1715 por Jean Martell, representa un sello de distinción, calidad y compromiso. Bruno Lemoine, el maestro de cava de Martell, visitó nuestro país y en entrevista exclusiva con Restaurantes de México, nos compartió algunos de los secretos que guarda un exitoso hombre de vinos.




Monsieur Lemoine, llegó a casa Martell rompiendo con los esquemas tradicionales de los maestros de cava de la región de Cognac, que a través de los años heredaban el puesto y los secretos que emanaban del mismo. Innovación, es la bandera que ha caracterizado a Martell desde sus inicios, por lo que desde hace dos años, Lemoine ha inyectado nuevos conocimientos al arte de elaborar cognac.




Ingeniero agrónomo y enólogo de profesión, Lemoine trabajó por 20 años en las zonas vinícolas de Burdeos, hasta hace dos años que decidió hacer algo diferente y se convirtió en el encargado de la producción, calidad y mezcla de los cognacs de Martell."De hecho yo creo que cuando Martell recurrió a alguien que no perteneciera a Cognac, la finalidad era aportar algo nuevo en un oficio muy tradicional, en una región en donde por costumbre las personas son maestros catadores de generación en generación, y yo traje una mirada y una visión diferente. Simplemente comprendí el estilo de Martell, mejorándolo con nuevas técnicas que están mezcladas con lo que espera hoy en día el consumidor de Cognac".




El sello distintivo de finura y elegancia que ha caracterizado a casa Martell, hacen que Bruno Lemoine se comprometa en dos temas trascendentales: la calidad y reputación, por lo que el arte de mezclar y combinar los aguardientes que garantizan equilibrio y armonía perfecta en el producto final es todo un reto para el enólogo.




El mercado mexicano es muy importante para casa Martell, por lo que Bruno Lemoine impartió algunas catas y consejos de cómo degustar el cognac, punto en el que aconseja: "el cognac jamás se debe calentar demasiado, la temperatura ideal para disfrutarlo es entre 18 y 20 oC, si se calienta demasiado, se pierden los aromas afrutados del producto, quizá se deba conservar un poco en la mano cuando está algo frío, pero nada mas"Monsieur, recomienda que el Cognac se puede beber como a uno mejor le plazca, depende del estado de ánimo, del momento y de la compañía, casa Martell, cuenta con diferentes productos que rompen con los mitos de no mezclar el cognac, tal es el caso del VS y VSOP."




No hay que ser tímidos y atreverse a catar y degustar el cognac de diferente manera, finalmente la calidad de los productos será siempre la mejor" apuntó Lemoine.Como aperitivo el cognac se puede beber con un poco de hielo o agua fresca, incluso con algún mezclador como el Ginger, pero lo tradicional es tomarlo sólo como digestivo acompañado siempre de algún postre dulce, en especial de chocolate.




El objetivo de la visita de Bruno Lemoine, es mostrar al mercado mexicano que Martell, sigue siendo una empresa dinámica, conozcan el estilo del cognac y presentar la combinación de la marca Martell, Cordon Blue, como un acompañante perfecto con el chocolate en una sobremesa.El maestro de cava estará en la Ciudad de México, Guadalajara y Valle de Bravo, demostrando el porque, como dijera Victor Hugo, "el cognac es el elixir de los dioses".




También lo puedes ver en: